El congresista de Alianza para el Gran Cambio, Yehude Simon dijo tener en mente una gran “reconciliación” en referencia al Baguazo. Según dijo, “antes de morir deberá visitar la Curva del diablo (lugar donde se produjo el enfrentamiento entre nativos y policías)”, y propuso cambiarle el nombre a la zona.

“La herida de Bagua la estoy trabajando. Yo asumí mi responsabilidad política. Estamos trabajando con un grupo de hermanos evangélicos, nativos y amazónicos para lograr una gran reconciliación”.

Así lo aseguró el parlamentario, Yehude Simon, al recordar el fatídico “Baguazo” (enfrentamiento encabezado por nativos para exigir la derogatoria de decretos leyes referentes al TLC, y que trajo más de 30 peruanos muertos entre policías y civiles), quien era jefe de la PCM en ese entonces.

Para Simon Munaro, debe repararse la muerte de los familiares nativos y además lograr obtener la libertad de los que cumplen prisión injusta por este caso.

“Bagua fue al fresa, lo que nos quitó la venda, pero si tú miras atrás, hagamos un estudio de la amazonía y veremos todos los muertos que han habido”, agregó.

Finalmente el legislador lamentó haber vivido ese doloroso momento y señaló que le gustaría, antes de morir, visitar el lugar llamado “Curva del diablo”.

“A mí me gustaría ir allí, antes de morir debo de ir, quizás cambiarle el nombre de la Curva del diablo por la Curva de la Reconciliación”, concluyó en Buenos días Perú.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.