El ex Presidente Regional de Lambayeque y actual Congresista de la República, Yehude Simon Munaro, señala que las tierras de Olmos no serán subastadas este 24 de setiembre. Dijo que antes se deben resolver los cuestionamientos que existen por parte de los agricultores lambayecanos, autoridades regionales y hasta de la empresa Odebrecht. Se mostró a favor de reducir el tamaño de los lotes para que estén al alcance de los pequeños agricultores. “Los agricultores deben asociarse y formar empresas para que puedan invertir en sus tierras, porque si lo hacen individualmente será una tarea difícil” manifiesta el congresista Simon en la siguiente entrevista.

CEPES: Varios especialistas señalan que el diseño actual del Proyecto Olmos es una prueba evidente del acaparamiento de la propiedad rural en manos de grandes inversionistas, y en consecuencia se está marginando a la pequeña agricultura. ¿Usted que opina?

En principio hay que promocionar la pequeña empresa, yo soy de los que piensan que el Gobierno peruano tienen que poner su mirada en la agricultura del país, y la agricultura pasa no por los grandes exportadores si no por los pequeños agricultores. Por eso tienen que verse dos cosas, primero de que ese proyecto debe producir alimentos, debe producir mucha agricultura y tiene que producir mucha economía. Segundo puede ser posible que agricultores lambayecanos o nacionales puedan agruparse y comprar lotes de 50 o 100 hectáreas de manera mancomunada, en especie de cooperativas de servicios. A mí no me preocupa el tamaño de los lotes, puede haber una mesa de negociación y ver como hacemos para que estas tierras vayan a los agricultores nacionales sean lambayecanos o no sean lambayecanos.

Entonces, usted se puede sumar a la solicitud  del Gobierno Regional de Lambayeque para que se reduzcan los lotes a 100 hectáreas, pero hasta el momento no hay respuesta por parte del concesionario H2Olmos, ¿Usted cree que esta propuesta es viable?

Yo tengo entendido que el Gobierno Regional de Lambayeque ya negoció con H2Olmos y  han quedado conformes. Lo que pasa es que ahora se están planteando lotes más reducidos y se necesita una capacidad de formar cadenas productivas y asociatividad. Lo que nosotros podemos hacer es que se beneficien a los agricultores y los empresarios nacionales sumando asociaciones, si son de 200 hectáreas o son de 100 hectáreas ese es un acuerdo al cual tiene que llegarse. Lo que si tengo preocupación es que se entreguen una, dos o tres hectáreas por agricultor lo cual se tiraría el proyecto abajo, no rendiría.

Entonces usted señala que ya hay una negociación entre el Gobierno Regional y H2Olmos y que sí es viable la reducción de los lotes, pero el tema es que se asocien ¿según Ud. individualmente no sería posible?

Individualmente es  más complicado porque los costos van a ser más altos, por la mayor cantidad de infraestructura que se gasta. Yo he dejado en toda la libertad al gobierno regional de Lambayeque para que haga su propia negociación. En lo que me corresponde, en mi etapa fue firmar la primera parte del convenio con el presidente Alejandro Toledo y fortalecer el proyecto con el presidente García. En el tema de los terrenos, es el propio Gobierno Regional y la propia empresa que tienen que ponerse de acuerdo. Este es un tema que no tiene porque acelerarse.

La asociación de Defensa de la comunidad de Olmos afirma que las tierras del proyecto le pertenecen a la comunidad y están solicitado que sean devueltas. ¿Usted cree que este pedido es justo? ¿Qué debe hacer el estado, entregarles nuevas tierras o pagarles?

Las tierras son de la región. Ahora este proyecto evidentemente tiene que verse de manera mucho más general. Hay un lugar que se llama el valle viejo que tiene 5 mil hectáreas, donde los comuneros pueden hacer agricultura de acta tecnología con ayuda y los costos no son mayores. Y hay 80 mil hectáreas  que son de propiedad del Gobierno Regional y que podrían trabajarse con la comunidad.

Como existen muchos cuestionamientos, también se plantea que se postergue la fecha de la subasta del 24 de setiembre, ¿usted cree que esto puede ser posible, o afectaría el tema del desarrollo del proyecto?

Se va a postergar de todas maneras. Osea si no hay acuerdo entre el ministerio de economía, el gobierno regional y la empresa, que permitan la continuación de la obra, pues no se puede hacer ninguna subasta, porque además hay mucha desconfianza. Yo no estoy en desacuerdo con la inversión de afuera, pero lo que necesitamos es una inversión equilibrada que beneficie primero a los de adentro y luego a los de afuera, pero en las mejores condiciones.

Hay  alguna fecha límite, por ejemplo ya se ha postergado 3 veces la subasta de las tierras de Olmos.

No hay una fecha límite, tendremos una reunión con los congresistas de la región y con el presidente de la región para definir de una vez la continuación de la obra.

Entre los dirigentes de la Junta de Regantes, de la Comunidad Campesina de Olmos, especialistas y agricultores hay un claro malestar que podría generar un caldo de cultivo. ¿Cree usted que estamos frente a un conflicto social?

Yo no creo que haya un conflicto social. Olmos tiene adeptos y tiene cuestionadores, y hay algunos que lo hacen de manera honesta y otros que lo hacen por publicidad, pero Lambayeque como región, la población quiere que su proyecto concluya sin tener que regalarlo. El hecho de que la empresa Odebrecht esté haciendo la obra no significa que hay que aceptar todo lo que ellos piden. El empresario siempre busca ganar y nosotros como funcionarios tenemos que hacer que el que gane sea el país y evidentemente la población, entonces lo que esta fallando es la forma como lo comunicamos…

¿Lo comunica quien Congresista? ¿Las autoridades, la población, especialistas, los periodistas?

Tiene que haber una comunicación mucho mas fluida, y la posición tiene que ser mucho más clara. Tienen que ser de las autoridades del Gobierno Regional y de la Empresa Odebrecht.

Entonces el sueño lambayecano no se convertirá en una pesadilla.

Tengo la plena convicción de que faltando casi menos de un kilómetro para culminar el trasvase de las aguas, este proyecto será una realidad y finalmente cuando se logren sortear las dificultades que se tienen, que estoy seguro que va a ser así, estemos todos los peruanos tranquilos.

Entrevista de NELLY RIVERA (CEPES). nelly@cepes.org.pe

Escucha la entrevista ampliada en audio mp3:  Entrevista Yehude Simon sobre Proyecto Olmos

Anuncios

Los comentarios están cerrados.