Un nuevo atentado sufrió la libertad de prensa cuando desconocidos ingresaron a los ambientes de la planta transmisora de Radio Limón y robaron los equipos de esta emisora que se caracterizaba por su línea editorial contestataria a las autoridades.

La denuncia que fue presentada a la Comisaría de la Policía Nacional de esta ciudad asegura que los ladrones sólo se llevaron el equipo transmisor.

Según dio a conocer el Gerente General de la Empresa Giomar Serrato Maco, los equipos de recepción y retransmisión de señales, se encuentran en los altos del Cerro La Mina a 2 kilómetros de la ciudad de Olmos.

Hasta allí, los amigos de lo ajeno, se la ingeniaron para llegar, abrir la puerta del ambiente y llevarse un transmisor moderno de quinientos vatios, dejando sin programa la emisora que se apresta a celebrar su primer año.

“Las cosas del ambiente no se llevaron, dejaron todo en orden.

Los ladrones ingresaron a desmantelar la emisora y coartar la libertad de expresión; actuaron conforme las instrucciones que recibieron”, denunció Serrato y agregó que los delincuentes ingresaron por la puerta principal.

Serrato Maco, refirió que desconoce quiénes son los responsables del atraco, pero admitió que podrían provenir de algunas personas allegadas a autoridades locales o representantes de instituciones, por las denuncias y fiscalización a sus gestiones que se viene realizando en el sintonizado noticiero “El Observador”, que conduce el experimentado periodista Igor Serrato Pupuche.

La denuncia del robo que asciende a cinco mil dólares, ha sido puesta en conocimiento de la Policía Nacional en la Comisaría de esta ciudad de Olmos y las investigaciones se ha iniciado a fin de dar con los responsables.

Radio Limón, quien transmite en la Frecuencia 98.9 FM, emite su señal a los 198 caseríos del distrito de Olmos desde las 5 de la mañana a 12 de la noche, No es la primera vez, que esta emisora sufre este tipo de atentados, aunque en esta oportunidad los equipos sustraídos tienen mucho valor.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.