Las fogatas y la quema de muñecos realizadas tradicionalmente para recibir el Año Nuevo generan enfermedades respiratorias, especialmente en niños y ancianos, advirtió  José Elías Zeña del Valle, Regidor presidente de la Comisión Permanente de Conservación y Protección de la Ecología y Medio Ambiente de la Municipalidad Provincial de Lambayeque.

Las personas expuestas a una hoguera pueden enfrentar bronquitis, bronco espasmos, irritación del tracto respiratorio, así como dermatitis, alergias y conjuntivitis.

Dijo que, en muchas ocasiones, se queman productos tóxicos como pilas alcalinas, incluso materiales generadores de cáncer, lo que constituye un serio riesgo para la   salud de la población.

Las costumbres de Año Nuevo atentan también contra la ecología y la conservación del medio ambiente, al generar gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.

“Exhorto a los funcionarios municipales, Gobernadores y al Gerente Regional de Salud a implementar las medidas de contingencias pertinentes, en el cual se debe considerar las sanciones que contemplan las leyes vigentes, para buscar reducir los riegos de accidentes por el uso de artefactos explosivos y los efectos de intoxicación por la inhalación de humo contaminado en la noche de año nuevo” expresó el regidor lambayecano.

José Elías Zeña del Valle ha realizado un llamado a la población Lambayecana, especialmente al sector juvenil para que ayude a proteger el planeta y detener el avance de la destrucción de la capa de ozono, capa atmosférica que protege al planeta del ingreso de los rayos ultravioleta que producen cáncer a la piel.

“De nosotros depende la calidad de vida que recibiremos por parte del ecosistema que nos rodea, en nuestra manos está nuestra salud y la de nuestros seres queridos, ¿cuál será tú comportamiento y compromiso con ellos esta noche de año nuevo?”, concluyo sus declaraciones el Regidor José Zeña Del Valle.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.