Pese a la crisis, pobreza debe reducirse.

 La pobreza absoluta se reducirá en Perú a 17% en el 2016, frente al 31,3% registrado en el 2010, en caso se mantenga el crecimiento y se redistribuya la riqueza, indica el documento “Pobreza y crecimiento económico: tendencias durante la década del 2000”, elaborado a título personal por los economistas del Banco Central de Reserva (BCR) Juan García y Nikita Céspedes.

 El documento recuerda que  entre el 2000-2009 la pobreza se redujo en 43%, la pobreza extrema en 60%, y el coeficiente Gini, como indicador de la desigualdad en la distribución del ingreso en encuestas de hogares, se redujo en 14%.

 La proyección de 17% es un escenario optimista; es decir, siempre y cuando haya crecimiento con políticas redistributivas, pues el documento maneja cuatro escenarios. En el caso que haya crecimiento optimista sin políticas redistributivas la estimación asciende a 18.3%. Empero, si el crecimiento de la economía es reducido, pero con políticas redistributivas, la cifra proyectada es 21,2%. Finalmente, en el peor escenario; es decir, si el crecimiento es reducido y no existen políticas redistributivas la pobreza absoluta solo caería a 22.8%.

El presidente de la Mesa de la Lucha contra la Pobreza, Federico Arnillas, manifestó que estas conclusiones coinciden con las estimaciones de su institución. “La mesa estimó que la pobreza se puede reducir a 17%, siempre y cuando se mantengan ciertas consideraciones como un crecimiento económico anual de 6,5%”, dijo. Añadió que en términos reales, considerando que la población es de 30 millones de personas, en el 2016 saldrían de la pobreza 270 mil personas por año, es decir, un millón 300 mil al 2016.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.