“CUIDE SU LENGUA” ; LE RESPONDE NERY SALDARRIAGA A ACUÑA

 La entrevista publicada en la edición del último martes en el diario La República al presidente de la región, Humberto Acuña Peralta, ha desatado polémica. Entre otras cosas, el mandatario lambayecano responsabiliza a sus antecesores de haber tenido demasiadas contemplaciones con la empresa Norberto Odebrecht al momento de suscribir los contratos de concesión para la ejecución de la fase de irrigación encargada a la subsidiaria H2Olmos.

Nery Saldarriaga: “Yo le diría al presidente regional que cuide su lengua…”

Los comentarios de Acuña Peralta se dan en el marco de la preocupante situación que está atravesando el Proyecto Olmos, debido a que si hasta el 31 de julio próximo no se termina de vender las 10 mil hectáreas que no fueron subastadas, el contrato con H2Olmos quedará disuelto, se perderán los compromisos de las empresas que ya compraron las 28 mil primeras hectáreas en las subastas de diciembre y abril y, lógicamente, no se ejecutarán las obras de irrigación.
Esto traería como consecuencia que estando el Túnel Trasandino listo para trasvasar las aguas del río Huancabamba en julio, éste estaría en desuso y el Gobierno Regional seguirá pagando a la constructora del trasvase – Odebrecht – los 27 millones de dólares que le corresponden al año sin que las tierras de Olmos hayan empezado a producir.
En resumen, el anhelo lambayecano que tardó más de 80 años en hacerse realidad se iría al agua en dos meses.

Lo que dijo Acuña

“La señora Nery Saldarriaga de Kroll (ex presidenta regional), firmó un mal contrato, pues ha supeditado la venta de la totalidad de tierras al inicio de las obras de irrigación, situación que ahora nos tiene amarrados de manos, es decir, si no vendemos todas las tierras no se inician los trabajos de irrigación”, expresó Humberto Acuña para La República.
Dijo además que “el problema que está atravesando el Proyecto Olmos tiene una responsabilidad compartida entre los ex presidentes del Perú, Alejandro Toledo y Alan García, y los ex presidentes regionales, como son, Yehude Simon y Nery Saldarriaga, pues firmaron un contrato con demasiado optimismo, sin tomar en cuenta el futuro y las condiciones económicas actuales. Ha habido mucho proteccionismo y amarre para con las concesionarias, porque yo no hubiera firmado un proyecto tan amarrado y beneficioso para estas ejecutoras”.
Refiriéndose a Odebrecht, Acuña Peralta señaló: “Ellos han impuesto sus condiciones y no han arriesgado ni un sol y toda estas situación ha sido permitidas por las autoridades nacionales y regionales, pues ellas han firmado los contratos”.

Respuesta clara

Expresión buscó la opinión de Nery Saldarriaga, quién rechazó las declaraciones del presidente regional y, más aún, que éste deje entrever que como ex autoridad de Lambayeque ejerció “proteccionismo” y toleró “amarres” a favor de Odebrecht.
“La opinión pública conoce todos los pasos que se han dado en este proyecto tan importante y ansiado para Lambayeque. Fue todo un proceso el que hubo que hacer y obviamente se avanzó en etapas. Esto empezó con las obras del trasvase y la perforación del Túnel Trasandino; la etapa siguiente fue la de irrigación y se dieron contratos que fueron no solo admitidos por la presidencia regional, sino por el consejo. Yo como ex presidenta asumo los documentos, pero éstos fueron el resultado de un trabajo minucioso del consejo y los técnicos. Era lógico que en el contrato se estipule qué cantidad de tierras debían venderse para que se inicien las obras de irrigación, porque en base a eso se iba a lograr el financiamiento”, explica la ex gobernante.
Saldarriaga de Kroll señala que era imposible, durante su gobierno, adivinar la situación que vendría pasada la gestión anterior en diciembre del 2010. “Él (Humberto Acuña) debe asumir la responsabilidad de hacer el proyecto exitoso. Qué cómodo es responsabilizar a quienes estuvieron antes que él. No dudo de su inteligencia y creo que con sus técnicos puede plantear estrategias diversas para mostrar el camino a seguir con el proyecto. Si no se han vendido 10 mil hectáreas, la región puede proponer iniciativas para desarrollar una nueva convocatoria, extender los plazos o insistir en que el Estado las adquiera para después reducir el tamaño de los lotes y permitir el ingreso de agricultores asociados. Para todo hay solución, pero para ello hay que ser inteligente y no limitarse en culpar a la gestión anterior cuando lo que se debe hacer es buscar cómo superar esta contingencia”, expresa.
La ex presidenta recuerda que con la iniciativa privada para la etapa de irrigación, Lambayeque se constituyó en el primer modelo donde la conjugación de la inversión público – privada resulta viable para la ejecución de grandes obras como el Proyecto Olmos.
“El sorprendente como un técnico, empresario y ahora autoridad puede decir que está atado de manos, sabiendo perfectamente que sí existen formas para solucionar el problema que se está presentando con esas 10 mil hectáreas, empezando porque ya debió haber planteado a la concesionaria la ampliación del plazo. Que ya no sea hasta el 31 de julio el vencimiento del contrato, sino unos meses más”, refiere Nery Saldarriaga.
Pide investigación
Sobre la responsabilidad compartida en la crisis del Proyecto Olmos que señaló en sus declaraciones Humberto Acuña, Saldarriaga de Kroll lamentó el lenguaje empleado por el presidente regional, más aún porque supone algún tipo de irregularidad y contubernio a favor de la concesionaria.
“Preocupa la forma en la que se ha expresado el presidente regional al hablar de proteccionismo y amarre. Él en su campaña se comprometió a investigar todos los contratos firmados, porque también utilizó como caballito de batalla al Proyecto Olmos. Lleva ya en el gobierno prácticamente año y medio y si cree que existieron amarres lo primero que debió hacer fue una investigación. Qué fácil es hablar, qué fácil es culpar. La población lambayecana sabe todos los problemas que nos generó la dichosa Comisión de los Grandes Proyectos al pretender bloquear nuestro trabajo. Nosotros realizamos muchas exposiciones y todo el proceso fue público, muchas empresas compraron las bases para la concesión, pero sólo una se presentó y esa se sometió al trámite regular. El consejo de Lambayeque, conformado por varios partidos políticos, aprobó la iniciativa y el ejecutivo la sancionó con la suscripción del contrato. Si Humberto Acuña habla de amarres, que investigue. No puede lanzar una acusación tan seria si no tiene pruebas”, enfatiza Saldarriaga de Kroll.

Contrato revisado

Rememora también que la última vez que se discutió la legalidad de la iniciativa privada de Olmos fue con el Directorio Congresal de Lambayeque en una sesión en la que también participaron los colegios profesionales y gremios de la región.
Nosotros cumplimos con enviar toda la documentación del proceso a la Autoridad Nacional del Agua – ANA, al Ministerio de Economía, al Congreso de la República, a la Contraloría General de la República y estas instituciones admitieron la viabilidad de la iniciativa. Incluso el Ministerio Público revisó las consideraciones del contrato. Yo fui muy clara, si algo extraño se encontraba sencillamente no firmaba y todo fue transparente, por eso se entregó la concesión. Nunca alteramos las reglas ni la legalidad, arreglo y amarre aquí nunca hubo. Recuerden que hasta se inició una denuncia penal en mi contra y fue archivada por no tener asidero legal”, precisa.
“Rechazo rotundamente que el señor Acuña responsabilice de la crisis que él debe solucionar al ex presidente Alejandro Toledo, por ejemplo. Lambayeque le debe el mayor de los respetos a él, porque fue quien tomó la decisión política de iniciar el Proyecto Olmos que estuvo 80 años dormido. Errores y trabas siempre habrán, pero no es válido que al primer tropiezo culpes a los demás de lo que no se es capaz de solucionar. Me pregunto qué proyecto de envergadura tiene la actual gestión regional, nosotros no pudimos concretar el Terminal Marítimo de Puerto Eten porque nos preocupamos en resolver el problema legal de las tierras que habían sido vendidas y que Expresión responsablemente denunció. La gestión del señor Acuña se ha limitado a inaugurar las obras nuestras, como los puentes San Lorenzo y Pay Pay, la carretera a Monsefú, el Hospital Regional, el mismo Túnel de Olmos, la Avenida Chiclayo que nosotros empezamos así como el saneamiento básico de Villa Hermosa; el área materno infantil del Hospital Belén y muchas obras más. Yo le diría al presidente regional que cuide su lengua y si cree que hay amarres, que me investigue, que nos investigue, no nos hemos ido de Lambayeque”, enfatiza Nery Saldarriaga.

Falta de capacidad

La ex mandataria cuestiona que el presidente Acuña haya reconocido que los contratos del Proyecto Olmos se dieron en el marco de la legalidad y transparencia y hoy considere que quienes los suscribieron fueron contemplativos con las condiciones de Odebrecht.
Asimismo, considera que en lo que va de la administración apepista se está mostrando falta de capacidad, sobre todo para dar continuidad a las políticas de gestión que se emprendieron en los ocho años del gobierno regional anterior.
“Estamos a mediados del 2012 y hasta ahora estamos viendo poco. Si para el presidente Acuña le resulta difícil buscar una solución al problema de Olmos lo que debe hacer es convocar a todos los que pueden ayudarlo, no atacar y lanzar afirmaciones que muy bien sabe no puede probar”, refiere.
Nery Saldarriaga señala además que si aún no se han podido vender las 10 mil hectáreas restantes en el Proyecto Olmos es por la campaña de desprestigio que se montó y a la que ha sumado el hermano del mandatario regional, el congresista Virgilio Acuña Peralta. “Nada bueno ha hecho su postura tan absurda y peor aún, que el presidente Acuña no haya sabido ponerle un alto teniendo en cuenta que los comentarios de su hermano generan desconfianza y afectan al proyecto. Allí sí se ha quedado callado, ahora ve las consecuencias. Si quiere responsables que le pida explicaciones a su hermano Virgilio, porque él ha alimentado la desconfianza que siembran los opositores al proyecto”, indica.
“Entiendo la preocupación del presidente regional, porque si no se venden las hectáreas en su totalidad no solo se retrasarán las obras de irrigación, sino la otra etapa que es la de generación de energía que debe iniciarse tan pronto culmine esta”, finaliza.
Fuente: Diario Expresión 
Anuncios

Los comentarios están cerrados.