CON LA ECONOMÍA ESTABLE TERMINA PRIMER AÑO DE HUMALA

Publicado: 27 julio 2012 en Alimentos y bebidas, DESARROLLO, Ecologia y Medio Ambiente, Educación, Lucha Contra La Corrupción, Noticias y política, Politica de Juventudes, Trabajo

En este periodo se incrementó el sueldo mínimo, se recuperó el Lote 88, cambió el esquema tributario minero, generaron mecanismos para bajar el balón de gas, se paralizó Conga, entre otros.


Ollanta Humala cumple un año como presidente de la República. En este periodo el mantenimiento del modelo y la estabilidad económica son los factores que más destacan del régimen, con el ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, jugando un papel fundamental.

Durante la campaña electoral el entonces candidato Ollanta Humala generaba temores en los inversionistas, debido a que el plan de gobierno denominado La Gran Transformación proponía que el Estado debería tener una mayor participación en las inversiones, hecho que hacía pensar que el Perú seguiría el camino de países como Venezuela, Bolivia o Argentina.

Tales miedos se hicieron patentes cuando Humala derrotó a Keiko Fujimori en la segunda vuelta electoral. Al día siguiente, lunes 6 de junio del 2011, la Bolsa de Valores de Lima tuvo la peor caída de su historia (12,45%) y se vio obligada a suspender la negociación a media jornada. De nada parecía valer, en ese momento, las palabras de Humala comprometiéndose a gobernar con la “Hoja de Ruta” y no con su plan de gobierno original.

De allí en adelante, los primeros nombramientos fueron claves para ganarse la confianza, sobre todo de los inversores. Se ratificó a Julio Velarde en la presidencia del Banco Central de Reserva (BCR) y se nombró a Luis Miguel Castilla como Ministro de Economía y Finanzas. Humala asumió así el gobierno con un ánimo más tranquilo entre los empresarios y políticos.

En su discurso de asunción de mando, Humala anunció el incremento del sueldo mínimo de S/.600 a S/.750 el cual se dio en dos tramos  de S/.75 cada uno. El primero se logró el 11 de agosto del 2011 y otro el 1 de junio de este año. En ambos casos se descartó que se afecte a las MYPES, que fue la crítica principal a la medida.

El Presidente también anunció la negociación de un nuevo esquema tributario para las empresas mineras, ya que fue parte de las promesas de campaña donde se le denominó “impuesto a las sobreganancias”. Las conversaciones duraron dos meses y el entonces presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner, anunció el acuerdo ante el Congreso el 25 de agosto.

El nuevo marco tributario consiste en tres impuestos, la modificación de la Ley de Regalía Minera, el Impuesto Especial a la Minería y el Gravamen Especial a la Minería. En todos los casos se aplica sobre la utilidad operativa de las mineras y se espera que el Estado recaude S/.3.000 millones anuales.

Otra propuesta de campaña discutida durante la campaña fue la reducción del precio del balón de gas a S/.12, el cual Humala, ya como presidente, reconoció que no se podía lograr. Sin embargo se hicieron los esfuerzos para que se reduzca.

Petroperú llegó a un acuerdo con Pluspetrol para comprar el 40% de su producción el mismo que le permitió rebajar a S/.29 el precio del balón de gas en las estaciones afiliadas a la petrolera estatal desde el 20 de febrero de este año. A la vez, el 8 de junio, el Gobierno aprobó entregar un bono de S/.16 para las familias más pobres del país para la compra de balones de GLP y el programa se inició en Quillabamba, Cusco.

Otro hecho de importancia fue la recuperación del Lote 88 al merado local en febrero último, gracias a un acuerdo entre el Consorcio Camisea y el Estado. Sin embargo aún está pendiente la modificación del contrato que oficializará el compromiso.

Un tema que evidencia el cambio del Humala candidato y el Humala presidente es Conga. Tras una serie de reclamos en Cajamarca en contra del proyecto minero el Gobierno decide paralizarlo el 3 de noviembre y contrata un peritaje internacional, que a mediados de abril de este año determinó que es técnicamente viable.

Conga, que tendrá una inversión de US$4.800 millones, fue el tercer proyecto paralizado el 2011, pues en el Gobierno de Alan García pasó lo mismo con Tía María en Arequipa y Santa Ana en Puno. Sin embargo hay una diferencia, mientras estos dos últimos tuvieron decretos para ser suspendidos, Humala busca hacer respetar la legalidad de los contratos firmados por el Estado y ello hace que el conflicto en Cajamarca se mantenga hasta hoy.

Otros hechos de importancia fueron la elaboración de la Ley General del Trabajo el cual aún se viene discutiendo, la falta de decisión por parte del MTC para decidir la renovación o no del contrato de telefonía móvil de Telefónica, la firma del TLC con la Unión Europea en junio último, entre otros.

CASTILLA, PIEZA CLAVE

El ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla se convirtió en pieza del Gobierno para mantener la estabilidad y la confianza en el país. A ello se sumó el nombramiento de Tania Quispe como Jefa de la Superintendencia Nacional Aduanas y Administración Tributaria (Sunat), quien a diferencia de sus antecesores proviene del sector privado.

Del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) salieron propuestas de reformas en diversos sectores económicos. La Superintendencia Nacional Aduanas y Administración Tributaria (Sunat) fue fortalecida y a ello se sumo el pedido del Gobierno para legislar en materia tributaria y aduanera, que se le fue concedido por un plazo de 45 días.

 

También se gestó la reforma del Sistema Privado de Pensiones (SPP), la cual se oficializó el 19 de julio, pese a las duras críticas por la falta de debate en las comisiones de Economía y Trabajo del Congreso. Castilla anunció la reforma de la ley del canon, del mercado de valores y el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).

Como una forma de agilizar la inversión, en marzo de este año el MEF junto con ProInversión lanzó un paquete de proyectos por US$10.000 millones que se licitarán entre el 2012 y 2013 buscando potenciar las alianzas público-privadas. Estos procesos se iniciarán a finales de este año.

Castilla se encargó generar confianza en los inversores y realizó giras por Asia, Estados Unidos y Europa, anunciando que en medio de crisis internacional el Perú lograría un crecimiento de 6% el 2012.

La influencia de Castilla también se evidencia en los cambios ministeriales, pues no fue removido en ninguna de las dos oportunidades que se realizaron. Se mantiene desde el inicio de la gestión junto con el René Cornejo, ministro de Vivienda, Carlos Paredes, ministro de Transportes y Comunicaciones; y José Luis Silva, ministro de Comercio Exterior y Turismo, todos son parte del equipo económico.

 

Este equipo se completa con los ministerios de Agricultura, por donde pasaron Miguel Caillaux, Luis Guinochio y hoy está Milton von Hesse, hombre de confianza de Castilla. Además el Ministerio de Energía y Minas, que estuvo encabezado en un inicio por Carlos Herrera Descalzi y luego reemplazado por Jorge Merino, quien continúa en el cargo y en el Ministerio de Trabajo está José Villena que reemplazó a Rudecindo Vega.

El Congreso también jugó su propio partido, aunque no con buenos resultados pues no lograron consensos para elegir a los tres directores del BCR, lo cual impide el normal funcionamiento de esta entidad.

Sin embargo una muestra de que el modelo económico se seguirá respetando se da en el mismo Congreso, donde Alianza Para el Gran Cambio, uno de los grupos más críticos a Humala durante la campaña electoral, ayudó a que Víctor Isla sea el nuevo presidente del Legislativo y tiene a su representante Juan Carlos Eguren como segundo vicepresidente.

Es así que el apoyo de esta bancada a Gana Perú en el Congreso permitirá llevar adelante con mayor facilidad las reformas que se vienen. Tanto el BCR como distintos analistas pronostican que la economía peruana seguirá fuerte, pese a las turbulencias del exterior.

Fuente: Andina / RPP

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.