La decisión fue porque el regidor Víctor Alfaro dijo que la suspensión no debía ser evaluada ya que la sentencia contra el burgomaestre fue anulada.

 

 En forma sorpresiva terminó la sesión de consejo municipal donde iban a ser tratados los tres pedidos de suspensión en el cargo en contra del alcalde de Chiclayo, Roberto Torres Gonzales.

Este punto no fue sometido a votación luego que el regidor Víctor Alfaro planteara una cuestión previa refiriendo que la solicitud no debía ser evaluada porque la sentencia contra el burgomaestre había sido anulada y debían remitirse los actuados  para que el Jurado Nacional de Elecciones, quien dispuso la ejecución de la sesión, tome conocimiento sobre ello.

Esta propuesta fue aprobada por la bancada del oficialismo, previo a ello los regidores de oposición pedían la participación del alcalde chiclayano; pese a ello, se sometió a votación en medio de la protesta de los concejales y se dio por terminada la cita.

Mientras tanto, unas 200 personas realizaban una serie de arengas en respaldo a Torres Gonzales en el interior del palacio municipal.

Fuente: RPP | Créditos: Referencial/Juan Cabrejos

Anuncios

Los comentarios están cerrados.