Discrepancias sobre posibilidad de mayores alzas de los alimentos

Milton Von Hesse, ministro de Agricultura
Reynaldo Trinidad, director de Agronoticias y experto en temas agrarios,
Jorge Prado, vicepresidente de Conveagro,
José Muro Ventura, director general de Competitividad Agraria del Minag,
Fernando Cillóniz, presidente de la consultora inform@cción
Hugo Fano, director de la Oficina de Estudios Económicos y Estadísticos (OEEE) del Minag
  • se refirieron a la posibilidad de mayores incrementos de los precios de los alimentos como consecuencia del alza internacional.
  • Von Hesse aseguró que “No hay ninguna situación atípica. No hay un aumento significativo en los precios, lo que está pasando en los mercados es que ha habido las alzas y las bajas coyunturales, normales y esperadas de los ciclos de producción”, precisó.
  • Indicó que su cartera ve con mucha preocupación el incremento de los precios internacionales de la soya, el maíz y el trigo, por lo que vienen haciendo un monitoreo fino de lo que sucede en los mercados del exterior. Para el ministro el alza de los precios internacionales de los granos ya fue internalizado, pues no es una situación nueva sino que se viene registrando desde hace más de un año. “La tendencia de los precios de la soya y sus derivados, del maíz amarillo y del trigo, es un tema que ya viene de más de un año, no es algo que acaba de salir espontáneamente, ni que haya habido grandes cambios bruscos”, dijo.
  • Reynaldo Trinidad, por su parte consideró el alza de precios como una cuestión de lógica, teniendo en cuenta que en el mercado internacional el precio de los alimentos está subiendo y nuestro país importa el 100 por ciento de la soya, el 90 por ciento del trigo y el 60 por ciento del maíz.Criticó que el Estado no informe a la población los precios internacionales de los alimentos en los países de origen, con qué precio llegan al puerto del Callao y a qué precio llega al consumidor final.
  • “Estamos pagando las consecuencias de la política antinacional y antiagraria de (el expresidente de la República) Alan García. Porque la advertencia de que esto iba a ocurrir se dio en el segundo semestre del 2007 y el primero del 2008 en que se produjo el más grande disparo de precios de la historia”, puntualizó.Destacó el hecho de que pequeños agricultores de los valles de Cañete, Barranca, Virú y Chicama produzcan 15 toneladas de maíz por hectárea, más del triple que en promedio se produce (4 toneladas por hectárea).“El Estado debe tomar la tecnología de estos pequeños agricultores y aplicarla en otras áreas del país, de tal manera que se pueden eliminar las importaciones y dejar de ser dependientes”, argumentó.
  • Jorge Prado afirmó que el alza de los commodities en el mercado internacional sí afecta al país, ya que hay una gran dependencia de alimentos importados como el trigo, el maíz y la soya.
  • Asimismo, explicó que hay alimentos que no deberían haber aumentado su precio ya que son producidos en el país.
  • “Algunos comerciantes están aprovechando esta situación. Los productores siguen ganando lo mismo y los intermediarios son los que sacan provecho para beneficiarse”, afirmó.
  • Prado aseguró que el planteamiento del Ministerio de Agricultura (Minag) debería tener como objetivo la mejora para el sector agrario.
  • “Es necesario una política de Estado para que los comerciantes dejen de especular con los precios”, sostuvo.
  • En ese contexto, señaló que es responsabilidad del Minag hacer un monitoreo periódico del comportamiento de los precios internacionales.
  • José Muro Ventura indicó que es necesario aumentar las áreas de siembra de maíz en el país y promover servicios a los agricultores como financiamientos o asistencia técnica en conjunto con los gobiernos locales y regionales.
  • “Tendremos una reunión el próximo miércoles con el fin de precisar las áreas de siembra. Hay que hacer un análisis de costo real y potencial a fin de poder tomar decisiones”, comentó.
  • Fernando Cillóniz, presidente de la consultora inform@cción, señaló que podríamos sustituir la importación de maíz, trigo y soya estadounidense con mayor producción doméstica de papas, cereales y oleaginosas. Pero si los commodities siguen su tendencia actual, todos los alimentos se encarecerán inevitablemente (incluidos los nacionales).
  • “Lo único que podría detener el alza es la mayor productividad. Pero la humanidad torpemente, y el Perú en particular, le está poniendo trabas. Y me refiero concretamente a los transgénicos, semillas modificadas genéticamente que buscan incrementar la productividad, es decir, producir más en menos espacio y con menores costos”, aseveró.Según el especialista, la disminución del precio de los alimentos solo es posible con el desarrollo de transgénicos, y quienes están en contra de ellos están alimentando el incremento de precios “sin querer queriendo”.En relación a la supuesta presión de lobbies para retrasar la publicación del reglamento sobre productos transgénicos (que permitiría aplicar la moratoria por diez años de su ingreso al territorio nacional), respondió: “Estoy seguro que al Perú ingresan transgénicos, porque en Bolivia y Brasil los cultivan. Es evidente que entran semillas genéticamente modificadas”.
  • Hugo Fano afirmó que “Si bien hubo un incremento de precios en los últimos 20 días, los de muchos de los alimentos entre enero e inicios de julio habían caído”, resaltó La inflación acumulada entre enero y julio por bebidas y alimentos fue 2,26%. Cabe mencionar que en el mismo período del 2011 la inflación acumulada era 3,36%.Consideró que existe una recuperación de precios. “Por ejemplo, en el caso de los harinas, si comparo los precios de julio con los de agosto, hubo un incremento de hasta 5%, pero si comparo esas cifras con enero, entonces, hay una disminución, más bien, de 2% o 3%”.Agregó que en agosto siempre hay un pequeño rebote inflacionario, sobre todo en productos derivados de harinas, debido a la reanudación de las clases escolares y universitarias.En relación con los efectos de la sequía de EE.UU., reiteró que esto recién se sentirá a finales del presente año. Sin embargo, dijo que eso dependerá de si los otros países productores utilizan o retiran sus inventarios de commodities del mercado mundial.Adicionalmente, pidió no olvidar que los peruanos han mejorado su capacidad de gasto, por lo que la demanda aumenta y la oferta, en algunos casos, no avanza al mismo ritmo

Colaboración: Divar Moya Zavaleta

Anuncios

Los comentarios están cerrados.