Promover  la protección de la calidad de agua, permitiendo el acceso y la suficiencia de esta a la población, permitirá  reducir la enorme  brecha de exclusión y desigualdad social que aún existe en  el Perú.En el presenta articulo no pretendemos confrontar con profesionales  o especialista en materia jurídica, constitucional, hídrica o minera; el objetivo es promover un alturado debate, sobre las resoluciones  Directorales  Nº 089 – 2012 – ANA- DGCRH y Nº 090 – 2012 – ANA- DGCRH, autorizaciones que ha generado una reacción  de rechazo en cadena por parte de diferente gremios agrarios y sociedad civil organizada de la Región Lambayeque.

A nuestro juicio, es en estos casos, en los que se presenta más claramente una disputa sobre el futuro de la sociedad peruana, a partir de ciertas cuestiones:

¿Cuál es el derecho de acceso a la calidad y suficiencia del recurso hídrico para consumo poblacional de la población en el Perú?

¿Cómo podemos garantizar el agua como Recurso Humano  o derecho constitucional?

¿Cómo entendemos el desarrollo y la democracia?

¿Qué tipo de desarrollo queremos en el Perú?, ¿Minero, para la generación de divisa con los riesgos medioambientales y sociales que genera o agrario para la generación de una soberanía y seguridad alimentaria?

Anuncios

Los comentarios están cerrados.