Cañarenses no perdonan a Juan Pablo Horna haberles llamado “brutos”.

Declaraciones del vicepresidente regional, quien sostuvo que los “indios” de Kañaris no tendrían sesos, fue rechazada por la población que anunció radicalizar su protesta.

 

 José Gaspar Lucero

El comunero José Gaspar Lucero, dijo que los pobladores de Kañaris ya no confían en el Gobierno Regional de Lambayeque, al no respaldar la decisión popular que desautoriza la ejecución del proyecto minero Cañariaco, y por las ofensas que vienen recibiendo por parte del vicepresidente regional, Juan Pablo Horna Santa Cruz.

“Solicitamos la atención del Gobierno Central, del regional ya no esperamos nada, además, por el hecho de no querer la actividad minera en nuestras cabeceras de cuenca, el señor Horna viene insultando a los cañarenses tratándonos como discapacitados mentales; ‘cañarejos sin sesos en la cabeza’ nos gritó en una reunión”.

Señaló que la autoridad regional viene oponiéndose a la lucha contra la minería en zonas de reserva ecológica, aduciendo que los comuneros mienten por su ignorancia e incapacidad para pensar por sí mismos, y son azuzados por izquierdistas radicales que se oponen al progreso y la modernidad.

El comunero, negó que la población carezca de voluntad y no pueda analizar un problema, ya que conoce muy bien su territorio y los respectivos ciclos agrarios del mismo, y existiría la conciencia ambiental para saber que una cabecera de cuenca no se pone en riesgo.  

Fuente: El Digital.pe  / 11 de diciembre (Luis Heredia).

Anuncios

Los comentarios están cerrados.