Afiliados deben solicitar a su administradora hasta el 31 de este mes si desean permanecer en la comisión por flujo o pasar a la comisión por saldo. Elección depende de cada tipo de afiliado.

AFP- EL COBRO DE COMISIONES  ES EL GRAN DILEMA

El 31 de marzo vence el plazo para que los afiliados de las AFP soliciten a su administradora si desean pasar a la comisión por saldo (fondo) o desean permanecer en la comisión por flujo (sueldo), pues de lo contrario las personas que no se pronuncien, a partir del 1 de abril automáticamente será cambiado hacia el nuevo sistema de cobro (saldo).  Sin embargo, muchos peruanos desconocen sobre este nuevo esquema de cobro de AFP.

El congresista Carlos Bruce explicó que la comisión por flujo se realiza cuando la AFP cobra una comisión sobre su remuneración. Es decir, la AFP descuenta un monto del sueldo que cada trabajador gana mensualmente y que deposita en esa AFP. En tanto el nuevo sistema, en la comisión por saldo, se cobrará sobre el dinero o fondo que genera la AFP desde el 01 de abril, indicó en el noticiero “Abre los ojos”.

Indicó que por esta razón es que el gobierno precisa que la mejor decisión es la comisión por saldo ya que mientras más sea rentable el fondo, la AFP cobrará más. Pero si la AFP es menos eficiente en manejar su dinero, se cobrará menos por la comisión. “Entonces, es más justo los intereses del ahorrista y de la AFP, y ahí hay razón parcial”, comentó.   

Por su parte, el congresista Jaime Delgado explicó, de manera más detallada, que la comisión por flujo data de años atrás, cuando el Perú adoptó el sistema de Chile.

Dijo que desde entonces, si un trabajador ganaba S/. 1.000 la AFP cobraba el 10% por administrar el dinero, el cual equivale a S/. 100. Y para administrar estos S/.100 se cobraban alrededor de 2%, es decir, se cobraba S/.20 por administrar S/. 100 (10%) por un plazo de 40 años. La razón de este pago adelantado (40 años) era porque el sistema era una industria nueva que generaba incertidumbre, y a lo que se denominó un sistema “Prepago”. 

Entonces este sistema permitió ganar a la AFP S/. 1.000 millones cada año en el Perú, pues ese es el escenario ideal para estas administradoras, al cobrar a la gente por adelantado 40 años, dijo. 

Agrego que mientras tanto, la comisión por saldo es un “servicio prestado, servicio pagado”. Explicó que este sistema va a cobrar en función al monto que la AFP está administrando, por lo que un trabajador paga un monto para que me la AFP genera rentabilidad y, sobre ese fondo más la rentabilidad, se cobra una comisión anual, pero mes a mes, “ya no es por adelantado el cobro”. 

Si se queda sin empleo

Delgado explicó que si la personas pierde su trabajo por diferentes razones, en la comisión por flujo, la AFP cobra por los periodos que no se están trabajando, porque se cobró por adelantado (40 años). 

En cambio, en la comisión por saldo la AFP debe generar una rentabilidad, se cobra una comisión mes a mes por el servicio que va dando. Si un mes se deja de aportar, igual se cobra ese monto, pero por los nuevos aportes.

Si uno tiene S/. 100.000 en su fondo y la rentabilidad promedio del sistema es 8%, se supone que a fin de año se tendrá S/. 108. 000, sobre este monto se cobrará una comisión anual de 1%. “No se licuan los fondos”, dijo.

El congresista Carlos Bruce, agregó que la gente no sabe qué decisión tomar porque no se le está dando la información debida, por lo que solicitó a las Administradoras de Fondo y a la SBS brindar mayor información.

En ese sentido recomendó que los afiliados que están a punto de jubilarse, que en promedio tienen más de 55 o 60 años de edad, deben quedarse en la comisión por flujo, porque mientras viene la comisión mixta (saldo y por flujo) y por saldo, ya llegó su jubilación.

Mientras a que los recién están empezando su vida laboral, recomendó que elijan la comisión por saldo, no porque sea lo mejor, si no porque es ”un mal menor”.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.