Richard Frank Acuña Nuñez vuelve a estar en el ojo de la tormenta.

Acuña  Familia - APP

Quien realizó la denuncia contra el hijo del actual alcalde de Trujillo (César Acuña)  fue Blanca Aniceto, hermana de la dueña.

 La ciudadana Blanca Aniceto denunció que el parlamentario se niega a abandonar un terreno en Huanchaco pese a que, a través de tres sentencias judiciales, se ha determinado que es propiedad de su hermana Susy Raquel Aniceto Ramos.

Pero este problema viene de hace varios años. En agosto del 2012 el congresista ya era investigado por la Comisión de Ética del Congreso por este mismo tema, exactamente por el delito de usurpación agravada.

¿BUENA FE? 

Un noticiero de Lima entrevistó a Richard Acuña quien refirió haber realizado una transacción legal en el año 2008 y que nunca supo que ya estaba a nombre de otra persona.

“Yo he pagado por ese terreno. A mí me lo entregaron formalmente, me dijeron: ‘lo cercas, construyes y punto’”, declaró, declaró, el hijo del presidente del Partido Alianza para el Progreso – APP.

El hijo del alcalde provincial de Trujillo afirmó que quien le vendió el terreno se identificó como José Sánchez Vega.

“Ese señor me dijo: ‘bueno, este (terreno) te voy a vender ante una junta de la comunidad campesina de Huanchacho’. Ellos son los que nos venden y me dan el poder y me dan el certificado sin ningún tipo de problema”, aclaró.

CONTRADICCIONES. 

Sánchez Vega falleció un año después de realizar la transacción; además, en la base del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) figura que vivió en la calle Leonardo Da Vinci 671 ubicada en la urbanización Santo Dominguito.

Cuando se intentó verificar la dirección y se buscó al actual propietario grande fue la sorpresa cuando los ocupantes negaron conocer o haber visto a Sánchez Vega.

A pesar de ello Acuña siguió afirmando que él no ha realizado algún acto ilegal, pero habría algunas contradicciones: el pasado 16 de noviembre, afirmó “que aún no abandono el terreno porque apelaré la decisión judicial”. Señaló que, si la justicia vuelve a fallar en su contra, abandonará el terreno. Esto último ya ocurrió, pero Acuña aún no deja el predio.

En su última entrevista reafirmó que abandonaría el espacio de Huanchaco si es que la justicia se lo ordena. Atribuyó su situación a “un descuido”.

“En todo momento, cuando me preguntaron he dicho: ‘señores, si yo tengo que entregar ese terreno lo voy a entregar sin ningún tipo de problemas’. Es por una falta de comunicación, una irresponsabilidad personal por no preocuparme de hablar con mis abogados sobre ese caso”, expresó el congresista trujillano.

ABUSO. 

Blanca Aniceto Ramos es la hermana y apoderada de la presunta dueña del terreno, Susy Raquel Aniceto Ramos. Ella afirma que el congresista se burla de la ley al cometer una serie de supuestas irregularidades.

“Yo creo que lo que pasa es que el señor, por ser el hijo del actual alcalde de Trujillo, César Acuña Peralta, se cree dueño de Trujillo, dueño de todo lo que le rodea y pisotea y hace lo que quiere”, declaró.

Agregó: “Lo que yo creo es que el señor congresista Richard Acuña habría simulado una compra para hacerla parecer como una (adquisición) de buena fe”.

Blanca Aniceto sostiene que “voy a luchar hasta lo último, con todas las herramientas que Dios, la justicia y la ley me dan para poder recuperar nuestro terreno”. Por lo pronto, hay dos sentencias judiciales emitidas a su favor.

DOCUMENTOS. 

Raquel Aniceto radica en Italia y es dueña del terreno en conflicto. Su hermana sostiene que el terreno está inscrito desde marzo del 2002 en Registros Públicos de Trujillo.

En ese sentido, el organismo ha sido claro en señalar ante la justicia que el terreno de la manzana 1 lote 12 de la parcela Los Tumbos en el balneario de Huanchaco no le pertenece ni nunca le ha pertenecido al congresista Richard Acuña sino efectivamente a Susy Aniceto Ramos.

“Sin embargo, al congresista le importó un comino. Se ríe de la pobreza, del sacrificio nuestro, de lo que hemos hecho”, lamentó la denunciante.

Como evidencia adicional Aniceto Ramos tiene varios recibos de pago de luz, agua y arbitrios municipales a nombre de su hermana Susy Raquel que datan desde el 2001 hasta la actualidad, y que junto a la partida registral han formado parte de las pruebas que la justicia ha sopesado a la hora de darles la razón respecto a la propiedad del terreno.

Otra prueba que determinaría la razón es la notificación de la municipalidad de Huanchaco con fecha del 26 de marzo del 2008, días después de que Blanca Aniceto advirtiera que Richard Acuña construía en un terreno que no era suyo.

En el documento municipal deja constancia que el parlamentario Acuña estaba construyendo sin licencia de obra, por lo que se le aplicaba según el código 14.01 una infracción por construir sin licencia de obra, además de la sanción pecuniaria (multa) ascendiente al 10 por ciento de la Unidad Impositiva Tributaria (UIT).

Y por sanción no pecuniaria correspondía la paralización de la obra y la demolición en caso de no regularizar la licencia.

Blanca Aniceto Ramos asegura que seguirá exigiéndole al congresista Acuña que desaloje el terreno pues ya agotaron todas las instancias legales y todas han fallado a favor de ella y su hermana.

Fuente: Correo 
           La República
           El Comercio
                Perú 21
Anuncios

Los comentarios están cerrados.