Según la alarmante cifra presentada por el gerente regional de Trabajo, Jorge Rojas Córdova, el 10.8% de niños lambayecanos de las zonas rurales y urbanas de la región trabaja para ayudar a sus familias.

Creditos La Republica

Se informó que la gran mayoría de los menores han dejado las escuelas para poder dedicarse al trabajo. Rojas indicó que por lo menos, 25 mil niños de la región realizan alguna labor para colaborar con la economía de sus familias.

Refirió además que es en las zonas rurales donde se encuentran más casos de deserción escolar, ya que los pequeños dejan por meses las escuelas para poder trabajar junto a sus padres en labores de agricultura.

En muchos casos son los mismos padres el principal factor que ocasiona la problemática del trabajo infantil.

“Creen que como ellos trabajan, los niños también tienen que hacerlo. En algunos casos, sin embargo, la misma situación económica obliga a la familia a mandar a los niños a trabajar”, comentó Rojas.

Sin embargo, el gerente resaltó que la intervención de algunos programas sociales dentro de las escuelas ha permitido disminuir el número de casos de deserción escolar, entregando a los padres de familia mayores posibilidades de enviar a los niños a las escuelas.

Fundación Telefónica

Fundación Telefónica, programa social que viene apoyando a niños de escuelas chiclayanas, que están en riesgo de involucrarse en el trabajo infantil, inauguró ayer el año escolar en el Colegio Fanny Abanto del distrito Leonardo Ortiz.

En este plantel, al igual que en otros tres de la provincia, la organización entregará materiales y útiles escolares para garantizar la educación de los niños.

Fuente: La República  

Anuncios

Los comentarios están cerrados.