ESTAS SON LAS ————————————————————– CONGRESO PERUANO: “EN TUS MANOS ENCOMIENDO LA DEMOCRACIA Y GOBERNABILIDAD DEL PERU.” El Parlamento sesiona de forma extraordinaria para decidir si se aprueba la moción de confianza. Bancadas de oposición seguirían optando por la abstención, mientras el oficialismo trata de convencer a Unión Regional, Solidaridad Nacional y AP-FA. Tras la accidentada sesión plenaria del último viernes, el Pleno del Congreso vuelve a reunirse, en sesión extraordinaria, para definir si le otorga o no el voto de confianza al gabinete ministerial presidido por René Cornejo. En la anterior sesión, los congresistas no aprobaron la cuestión de confianza solicitada por el gabinete. Las abstenciones se impusieron, hasta en dos votaciones, a los votos a favor, lo que puso en jaque al Gobierno. EN BUSCA DE UNA CONFIANZA NEGADA A todas luces, el pedido de confianza del último viernes se desarrolló sin que el oficialismo negocie con las bancadas de oposición. Sin embargo, en las últimas horas se ha mostrado abierto al diálogo en la búsqueda de lograr un consenso y el apoyo del resto. Desde las 4 de la tarde, los parlamentarios se reunirán en el hemiciclo del Palacio Legislativo para definir si se le otorga o no la cuestión de confianza al Gabinete Cornejo. En base a un tecnicismo de la Comisión de Constitución del 2003, para muchos, la confianza ya ha sido otorgada, en la segunda votación, en la que los votos a favor se impusieron a los contrarios, aunque todos estos fueron superados por las abstenciones. El artículo 133 de la Constitución señala que si el Parlamento no otorga ese respaldo, se produce la “crisis total” del Gabinete. ESCENARIOS A LA VISTA En la víspera, el premier Cornejo aseguró que el Poder Ejecutivo está dispuesto a dialogar con todos los diferentes sectores políticos del país y a recoger sus propuestas y preocupaciones, a fin de construir el clima propicio para garantizar la estabilidad del país y el crecimiento económico. En tanto, se conoce que, de ningún modo, los sectores de oposición votarán a favor de la censura del gabinete, al considerar que esto podría originar la renuncia de todos los ministros y que el presidente Ollanta Humala conforme un nuevo gabinete. Si de nuevo se vota en contra de la confianza, el jefe de Estado puede disolver el Congreso de la República y convocar nuevas elecciones. Hasta la propia Keiko Fujimori, cuyo padre cerró el Parlamento en 1992, aseguró que la disolución del Poder Legislativo no sería una buena opción, porque pondría en riesgo la democracia y la gobernabilidad. Bajo este escenario, los legisladores opositores continuarán votando por la abstención, en un tablero de ajedrez que parece no tener una solución a la vista. Por mientras, los congresistas nacionalistas intentan mover sus cartas para que sus colegas de las bancadas de Solidaridad Nacional, Acción Popular – Frente Amplio y Unión Regional aprueben la cuestión de confianza. Fuente: La Republica / Enrique Patriau

Publicado: 17 marzo 2014 en Agricultura, CANDIDATOS, Derechos Humanos, DESARROLLO, Ecologia y Medio Ambiente, Educación, Familia y Hogar, GOBIERNO MUNICIPAL, Gobierno Regional, Internacionales, Lambayeque, Locales, Nacionales, Noticias, Noticias locales, Noticias y política, Partido Humanista Peruano, Perú norte, Politica, Soberania Alimentaria, SOBERANIA NACIONAL, Valores, Yehude Simon Munaro, Zeña del Valle José Elías
Etiquetas:, , , , , , , ,

OPOSICIÓN PONE CONDICIONES Y GOBIERNO ABRE DIÁLOGO

Nuevo intento. El presidente Humala le pidió al pleno del Congreso que exprese claramente su posición sobre el gabinete. La sesión de mañana fue convocada por Fredy Otárola.

Voto de Confianza gabinete Cornejo

Condición.

El lunes, a partir de las cuatro, el pleno del Congreso volverá a reunirse para votar. El oficialismo empezó a establecer contactos con la oposición para tratar de llegar a un acuerdo y resolver crisis ministerial desatada el viernes.

El compromiso de que Nadine Heredia no tendrá injerencia en temas de gobierno es una de las exigencias de las bancadas para cambiar la orientación de su voto y otorgarle, mañana lunes, la confianza al gabinete ministerial.

Tras la confusa votación del viernes, en la que las abstenciones superaron por largo los votos a favor del gabinete de René Cornejo, que esperaba recibir el respaldo que le permita iniciar formalmente su gestión, todos los ministros pusieron su cargo a disposición, informó en la madrugada del sábado el presidente Ollanta Humala.

Humala pidió que el Legislativo exprese con “claridad” su posición. Su presidente, Fredy Otárola, convocó a una sesión del Pleno para hoy lunes  a las cuatro de la tarde.

La oposición y el gobierno ya empezaron a conversar sobre la manera de superar las diferencias que se hicieron notorias el viernes tras la presentación del gabinete encabezado por René Cornejo.

Como presidente del Poder Legislativo, Otárola confirmó que ya se han establecido contactos telefónicos con Alberto Beingolea, vocero del Partido Popular Cristiano-Alianza por el Progreso (PPC-AP); con Mesías Guevara, vocero del Frente Amplio-Acción Popular (FA-AP); y con José Luna, de Solidaridad Nacional (SN).

Otárola aseguró que el diálogo es “fundamental” y que el régimen conversará con todos.

“No hay problema en sentarnos a dialogar con ellos”, dijo Mesías Guevara.

Por su parte, Alberto Beingolea insistió en que “lo menos inteligente sería llegar al lunes sin haberse visto las caras”.

“Es el propio premier Cornejo quien debe asegurarnos que se va a respetar la institucionalidad. La señora Heredia es un factor que distorsiona”, adelantó Beingolea.

Por su patte, Guevara opinó en una línea parecida. “Nos gustaría que haya un mensaje claro que defienda la institucionalidad”, dijo.

MÁS EXIGENCIAS

Convocado el pleno del Legislativo para mañana, hay poco tiempo para arribar a acuerdos. Por esa razón, Mauricio Mulder, del Apra, recomendó que el gobierno se tome una semana para poder promover un “diálogo político” con las fuerzas parlamentarias, de cara a intentar solucionar la crisis.

Como sus colegas Beingolea y Guevara, Mulder sostuvo que el factor Nadine supone un punto sustancial sobre el que el gobierno necesita ofrecer un mensaje urgente si desea que el gabinete obtenga la confianza del Congreso. Lo que hay ahora, añadió, es un gabinete “políticamente apenas sostenido”.

Los voceros de las bancadas coincidieron en que el gobierno debería, además, comprometerse en poner en debate el aumento del salario mínimo vital (SMV).

Cuando el ex jefe del gabinete César Villanueva afirmó que el incremento del SMV estaba en evaluación, fue desmentido públicamente por la primera dama y por el ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla. Esto desembocó en su renuncia y en el nombramiento de Cornejo como su sucesor.

Según Gustavo Rondón, vocero de Solidaridad Nacional, la decisión de “poner al menos en agenda” el posible aumento del SMV sería interpretado “como un importante gesto político” del régimen, sobre todo en un contexto donde se ha aprobado, recientemente, duplicar los sueldos ministeriales. 

“Habría que pensar también en un reajuste de salarios. Nadie debería ganar más que el propio presidente”, opinó Rondón.

Por otro lado, en la bancada fujimorista, a través de su vocero Héctor Becerril –reemplaza al denunciado Julio Gagó– se habla de un cambio de ministros, pero esa no sería una condición obligatoria para las otras bancadas.

“EL GOBIERNO DEBE OFRECERLE AL CONGRESO UN MÍNIMO DE GARANTÍAS”

El constitucionalista Enrique Bernales dijo que si en la sesión del pleno del Congreso del lunes se repite el escenario del viernes, el resultado será el mismo, cuando el gabinete ministerial no pudo conseguir el voto de confianza.

“Y esto exige que se converse. Este fin de semana no puede ser uno de playa para los congresistas ni el gobierno”, sostuvo.

Para Bernales, el gobierno tiene que ser capaz de ofrecerle al Congreso “un mínimo de garantías”, mientras que la oposición debe buscar “caminos de colaboración” con el Ejecutivo.

Según Bernales, el voto de investidura ministerial es un voto “de legítima injerencia” parlamentaria en temas de gobierno. “De alguna manera este gabinete, por su tendencia hacia lo técnico, se equivocó gravemente. Los gabinetes en el resto del mundo son, ante todo, políticos”, dijo.

Bernales añadió que las declaraciones del presidente Humala defendiendo el trabajo de su esposa no ayudaron a generar el ambiente más propicio.

————————————————————–

CONGRESO PERUANO: “EN TUS MANOS ENCOMIENDO LA DEMOCRACIA Y  GOBERNABILIDAD DEL PERU.”

El Parlamento sesiona de forma extraordinaria para decidir si se aprueba la moción de confianza. Bancadas de oposición seguirían optando por la abstención, mientras el oficialismo trata de convencer a Unión Regional, Solidaridad Nacional y AP-FA.

Tras la accidentada sesión plenaria del último viernes, el Pleno del Congreso vuelve a reunirse, en sesión extraordinaria, para definir si le otorga o no el voto de confianza al gabinete ministerial presidido por René Cornejo.

En la anterior sesión, los congresistas no aprobaron la cuestión de confianza solicitada por el gabinete. Las abstenciones se impusieron, hasta en dos votaciones, a los votos a favor, lo que puso en jaque al Gobierno.

EN BUSCA DE UNA CONFIANZA NEGADA

A todas luces, el pedido de confianza del último viernes se desarrolló sin que el oficialismo negocie con las bancadas de oposición. Sin embargo, en las últimas horas se ha mostrado abierto al diálogo en la búsqueda de lograr un consenso y el apoyo del resto.

Desde las 4 de la tarde, los parlamentarios se reunirán en el hemiciclo del Palacio Legislativo para definir si se le otorga o no la cuestión de confianza al Gabinete Cornejo.

En base a un tecnicismo de la Comisión de Constitución del 2003, para muchos, la confianza ya ha sido otorgada, en la segunda votación, en la que los votos a favor se impusieron a los contrarios, aunque todos estos fueron superados por las abstenciones.

El artículo 133 de la Constitución señala que si el Parlamento no otorga ese respaldo, se produce la “crisis total” del Gabinete.

ESCENARIOS A LA VISTA

En la víspera, el premier Cornejo aseguró que el Poder Ejecutivo está dispuesto a dialogar con todos los diferentes sectores políticos del país y a recoger sus propuestas y preocupaciones, a fin de construir el clima propicio para garantizar la estabilidad del país y el crecimiento económico.

En tanto, se conoce que, de ningún modo, los sectores de oposición votarán a favor de la censura del gabinete, al considerar que esto podría originar la renuncia de todos los ministros y que el presidente Ollanta Humala conforme un nuevo gabinete. Si de nuevo se vota en contra de la confianza, el jefe de Estado puede disolver el Congreso de la República y convocar nuevas elecciones.

Hasta la propia Keiko Fujimori, cuyo padre cerró el Parlamento en 1992, aseguró que la disolución del Poder Legislativo no sería una buena opción, porque pondría en riesgo la democracia y la gobernabilidad.

Bajo este escenario, los legisladores opositores continuarán votando por la abstención, en un tablero de ajedrez que parece no tener una solución a la vista.

Por mientras, los congresistas nacionalistas intentan mover sus cartas para que sus colegas de las bancadas de Solidaridad Nacional, Acción Popular – Frente Amplio y Unión Regional aprueben la cuestión de confianza.

Fuente: La Republica / Enrique Patriau

Fuente: La Republica / Enrique Patriau

Anuncios

Los comentarios están cerrados.